Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida

Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida


Un año más València da la bienvenida a las Fallas, una fiesta que combina tradición, artesanía, modernidad, música, color y sátira. Durante el mes de marzo la ciudad se convierte en un escenario de espectáculos, pasacalles, pirotecnia, conciertos y gigantescas obras de arte al alcance de los visitantes. Sin duda, un espectáculo para los sentidos con muchas experiencias por descubrir en cada uno de los rincones de la ciudad que durante estos días se llenan del encanto de una fiesta única. El programa de actos 2019 es inmenso, pero hay algunos planes indispensables que hay que vivir al menos una vez en la vida. Estas son alguna de las experiencias que no puedes perderte.

 

  1. Sentir la apoteosis de una mascletá desde un balcón VIP

Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida

Desde el 1 hasta el 19 de marzo, todos los días se dispara una a las 14:00 horas en la Plaza del Ayuntamiento por los mejores pirotécnicos. Los espectadores se congregan alrededor de la zona de fuegos para disfrutar del ensordecedor espectáculo. ¿Cuál es la mejor forma de ver una mascletá? Una muy buena opción es desde un balcón de en el mismo centro neurálgico de la fiesta, la Plaza del Ayuntamiento. Puedes reservar tu sitio en un mirador VIP y disfrutar de la mascletá desde un lugar privilegiado.

 

  1. Recorrer el interior de los mejores monumentos

Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida

Las mejores fallas o comisiones de València forman parte de la Sección Especial, las más espectaculares por creatividad y monumentalidad, tan grandes que hasta tienes la posibilidad de verlas por dentro. Con la visita guiada a las fallas de Sección Especial descubrirás también el origen de las Fallas, cómo es su fiesta, sus trajes típicos y su tradición musical. Si prefieres conocer los monumentos especiales más de cerca, pero a tu ritmo, te recomendamos la entrada a las 9 fallas de sección especial para poder entrar al recinto vallado sin colas. Por supuesto, hay que reservar un momento para acercarse a ver la falla municipal, situada en la Plaza del Ayuntamiento. Este año el diseño corresponde a los artistas falleros Latorre y Sanz y a los artistas urbanos PichiAvo, un dúo valenciano que lleva más de una década rompiendo la barrera entre el arte clásico y el graffiti.

 

  1. Contemplar una València iluminada desde el marco incomparable del Palau de Les Arts

Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida

Durante los días grandes, del 16 al 18, se disparan castillos de fuegos artificiales a partir de la medianoche en el antiguo cauce del río Turia. Todas las noches son mágicas pero la más espectacular es la del 18, la Nit del Foc. ¡València se ilumina por completo! ¿Quieres vivir esta noche desde un balcón en un edificio único y con las mejores vistas? Tienes la oportunidad de disfrutar de la Nit de Foc desde los balcones del Palau de les Arts, con entradas para una visita guiada, un pequeño recital y cóctel.

 

  1. Descubrir cómo tradición y emotividad desfilan en la ofrenda

 

Sin duda, la ofrenda es el acto más emotivo para los falleros y más emocionante. Todas las comisiones o fallas hacen una ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad. En la Plaza de la Virgen se coloca una inmensa reproducción de la patrona, la “Geperudeta”, a la que se adorna con un colorido manto con las flores que los falleros le ofrendan. El pasacalle, que se celebra las tardes del 17 y el 18 de marzo, en su recta final discurre por la calle de la Paz y por la calle San Vicente, con falleras y falleros de todas las edades ataviadas con el traje típico y bandas de música acompañando a las comisiones. Un acto realmente espectacular.Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida

 

  1. Poner el broche de oro a las Fallas con vistas privilegiadas en la Nit de la Cremà

Cinco experiencias falleras para vivir al menos una vez en la vida

La noche de la cremà es el 19 de marzo, día de San José. Los valencianos se despiden de las fallas reduciendo a cenizas todos los monumentos falleros. Son las falleras mayores de cada comisión las que encienden la mecha para dar comienzo a la Cremà. A las 22:00 horas se queman las fallas infantiles y a las 24:00 las grandes, a excepción del primer premio de la Sección Especial y la de la Plaza del Ayuntamiento, que arderán a las 00:30 y 01:00 respectivamente. Como en la Mascletá, puedes disfrutar de la cremá del Ayuntamiento desde un balcón con vistas privilegiadas.


¿Te gusta? ¡Comparte con tus amigos!

22 shares

¿Cuál es tu reacción?

Aburrido Aburrido
0
Aburrido
Recomendado Recomendado
0
Recomendado
Importante Importante
0
Importante
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Guay Guay
0
Guay
Interesante Interesante
0
Interesante

0 Comentarios

Moderación manual. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend