Retinopatía diabética
Dr. Mobayed

Glaucoma, ¿qué es?


Es el daño causado en el nervio óptico que es el encargado de transmitir las señales visuales desde el ojo al cerebro. Si no se trata, puede conducir a la pérdida total de visión siendo la segunda causa más frecuente y evitable de ceguera en el mundo.

Síntomas
Enrojecimiento, sensación de presión periocular, picor, visión de “moscas”, ni mala visión salvo en fases terminales, de ahí que se le denomine “la ceguera silenciosa”. La única forma de detectarla es mediante una exploración oftalmológica completa del nervio óptico con el fin de detectar algunas situaciones de riesgo que pueden dañarlo.

Glaucoma, ¿qué es?
A la izquierda, ojo normal. A la derecha, ojo con glaucoma

Tipos

Hay diferentes formas clínicas que conducen a la misma alteración del nervio óptico. El bloqueo brusco por parte del iris de la salida de líquido del ojo causa lo que llamamos “glaucoma agudo”, con un cuadro tan agudo y doloroso que no pasa desapercibido. En otros casos, se produce a consecuencia de alguna otra enfermedad, pero habitualmente no hay una causa conocida y el proceso es lento e indoloro, provocando que el 50% de las personas afectadas no lo sepan. En estos casos se trata de una enfermedad bilateral, aunque casi siempre aparece antes en uno de los ojos.

Tratamiento

La gran mayoría de los glaucomas se asocian a una tensión ocular elevada y el tratamiento va a consistir en reducirla. Podemos emplear medicamentos en forma de colirios. Hay que ser constante en la aplicación de las gotas. Cuando esto no es suficiente hay que recurrir a otras opciones como la aplicación de láser o diferentes técnicas quirúrgicas.

Glaucoma, ¿qué es?
Arriba, visión normal. Abajo, visión con glaucoma.

¿Cómo prevenir el daño del glaucoma?

Hay que prevenir el daño irreversible que produce el glaucoma. De ahí que se deba hacer una exploración oftalmológica rutinaria hacia los 40 años. El oftalmólogo valorará los factores de riesgo de padecer glaucoma. De no existir ningún factor de riesgo, una revisión anual será suficiente para detectar algún cambio.

Los factores de riesgo que aconsejan revisiones más frecuentes son:

  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Miopía elevada
  • Raza negra
  • Diabetes
  • Tratamientos generales con corticoides
  • En algunos casos, traumatismos, cirugía o enfermedades inflamatorias intraoculares
  • Algunas alteraciones oculares que predisponen al glaucoma y que son fácilmente detectables en cualquier exploración.

Dr. Jorge Mobayed Jafar.
Responsable de Instituto Mobayed de Oftalmología (IMOF) de Hospital Clínica Benidorm


¿Te gusta? ¡Comparte con tus amigos!

¿Cuál es tu reacción?

Aburrido Aburrido
0
Aburrido
Recomendado Recomendado
1
Recomendado
Importante Importante
1
Importante
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Guay Guay
0
Guay
Interesante Interesante
1
Interesante

0 Comentarios

Moderación manual. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend