in ,

Las terrazas A’OLLO: lo mejor de Galicia y coctelería de autor

El restaurante A’OLLO invita a degustar lo mejor de Galicia y su coctelería de autor en  sus dos terrazas al aire libre en la Gran Vía madrileña.

La primavera en la capital se disfruta mucho más desde una terraza que permita deleitarse con una buena propuesta gastronómica y de cócteles al aire libre. Ubicado en el cielo de Madrid, en la séptima planta del hotel INNSiDE by Meliá Madrid Gran Vía, A’OLLO, el restaurante de LE TAVERNIER, se sitúa como uno de los mejores espacios para deleitarse con una buena mesa con platos elaborados a partir de la mejor materia prima gallega y cócteles que reúnen también toda la esencia de “la terra” en un ambiente al aire libre, tranquilo e íntimo, que se convierte en un auténtico oasis que aleja al comensal del mundanal ruido en pleno corazón madrileño.

Las agradables temperaturas primaverales y los días crecientes de sol en la capital invitan a aprovechar los espacios al aire libre entre amigos, en familia o en pareja. Por ello, el restaurante A’OLLO es una de las mejores opciones para deleitarse con una buena comida y unos sofisticados cócteles en un ambiente relajado e íntimo en el centro de Madrid. Sus dos amplias terrazas rodean el salón interior del restaurante, una de ellas con vistas a la Gran Vía y la otra a la calle Mesonero Romanos, pero en cualquier caso, un lugar cercano y acogedor gracias a su decoración art decó combinada con vegetación natural, en definitiva un remanso de paz en plena Gran Vía para vivir una aventura íntegra para los cinco sentidos.

Su oferta culinaria reúne el respeto por el producto gallego con recetas dictadas “a ollo”, tal y como su nombre propio indica, haciendo un especial homenaje a las recetas tradicionales, a la cocina de siempre, la vuelta a los orígenes y a sus raíces gallegas que, a su vez, combina con técnicas actuales para ofrecer una ‘cocina heredada actual. Con la base del producto de calidad como esencia de su cocina, en A’OLLO se ofrece un viaje culinario que recorre y marida lo mejor de la tierra y el mar. Desde un brioche de steak tartar de ternera gallega o una carrillera estofada con verduras a la brasa y puré de apionabo a un carpaccio de gamba al ajillo o unas vieiras a la gallega acompañadas de patata trufada, kikos y Módena o el imprescindible Pulpo á Feira son algunos de los platos estrella que destacan en su suculenta carta. La inspiradora experiencia gastronómica se completa con una deliciosa carta de postres y cócteles. Su imprescindible tarta de queso azul Savel o la milhoja de crema de vainilla de Thaiti y chocolate blanco son algunas de sus placenteras opciones.

Su coctelería de autor está formada por una selección de combinados que hace un homenaje a sus raíces y que al igual que en su gastronomía, ofrece un máximo respeto por los ingredientes con un resultado en el que la calidad y la excelencia son los auténticos protagonistas. Como en el caso de su cocina, los productos de la “terra” no pueden faltar y en este caso se incorporan a través de los magníficos destilados gallegos utilizados para elaborar las distintas propuestas. Sus cócteles de creación propia van desde su ya popular (se sirve también en LE TAVERNIER) Gallegroni, una versión del clásico cóctel italiano Negroni, adaptada a sus raíces añadiendo una ginebra y un vermú gallegos (ginebra Nordés, vermut rosso Petroni y Campari) o su Muiñeira Sour, con ginebra Nordés, manzana verde, sirope de eucalipto, jugo de lima y clara de huevo. Los cítricos están muy presentes en los cócteles de A’OLLO sobre todo en su Kiwi Punch, elaborado a partir de ron blanco Brugal, Luxardo, kiwi, piña, infusión de té verde y sirope de horchata; en su Pica Pica, con ron rubio Brugal 1888, piña, maracuyá, frambuesa y sirope de cayena; y su Manzanas de Eva, con bourbon, Luxardo, shrub de manzana roja, eneldo y agua con gas. Los soft cocktails juegan con las frutas y las infusiones, ofreciendo unas combinaciones aptas para los paladares más exigentes como El Mandarín (manzanilla, sirope de mandarina, naranja, piña y eneldo), Hibiscous Sour (ginebra low alcohol Tanqueray, sirope de pepino, infusión de hibiscus y clara de huevo) y el Tea Punch (oloroso, infusión de té rojo, naranja y sirope de pistacho).

Para aquellos que prefieren combinados sin alcohol están sus mocktails con propuestas tan sugerentes como su Fake Tai (piña, naranja, sirope de horchata y sirope de Mai Tai), su Edén (kiwi, piña, manzana verde, sirope de eucalipto, infusión de té verde y clara de huevo) y su Trick or Treat (naranja, sirope de mango, mandarina, hierbabuena y ginger ale).

El sabor de Galicia, la calidad del producto de siempre y la hospitalidad que ofrece al comensal haciéndole sentir “un dos nosos” son tres singularidades que hacen de A’OLLO un restaurante único en las alturas de la capital en el que vivir una auténtica experiencia gastronómica también al aire libre. Un sinfín de posibilidades para comerse Madrid y disfrutar de un ambiente exclusivo y privado sin límites. El restaurante A’OLLO y sus terrazas fusionan Madrid y Galicia bajo el mismo techo para hacer de cada velada una combinación de sensaciones inolvidables.

Deja una respuesta

Moderación manual. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.