in ,

Mis hijos son adictos a las redes sociales

Mis hijos son adictos a las redes sociales

Un enemigo silencioso, pero que cada vez va adquiriendo más relevancia y presencia en todos los entornos que nos rodean. Las redes sociales han demostrado ser un entorno de lo más útil para conectar con familiares, amigos o incluso tener oportunidades laborales; sin embargo, también pueden ser el epicentro de una adicción bastante peligrosa, y bastante ignorada.

Sí, cada vez hay más personas adictas a las RR.SS. y, por supuesto, cada vez hay mejores tratamientos para tratar esta adicción. Más de un centro de desintoxicación está evolucionando sus métodos para conseguir soluciones eficaces en todas las edades. Porque la adicción a las redes sociales también puede afectar a los más pequeños de casa y, si quieres que esto no te pase, debes aprender a detectarla.

Síntomas de la adicción a las redes sociales

Hay muchas formas de ver que se está generando una adicción a las redes sociales, o que ya la hay. Si quieres ver si tus hijos son realmente adictos o no, tan solo tienes que prestar atención a los pequeños detalles en el día a día, y también a otros no tan pequeños. Presta atención a los indicadores que vamos a darte a continuación, porque son cruciales para que puedas tomar medidas lo más pronto posible y evitar consecuencias graves.

Uso excesivo

«Estás todo el día delante del teléfono». Esa frase que tanto suele sonar en muchos hogares es el principal indicador de una posible adicción a las redes sociales. Para los hijos, es una forma genial de comentar con sus compañeros de clase fuera de las aulas, de estar compartiendo fotos, hablando de cualquier cosa y comentando cualquier cosa. Sin embargo, eso puede hacer que se vean inmersos en un bucle que se prolonga durante horas y horas.

Algo en lo que hay que fijarse con detenimiento, porque es un claro indicativo de que o bien se está formando una adicción, o bien esta ya está formada. Si cualquiera de tus hijos se pasa todo el día viendo su actividad en redes, interactuando o mirando lo que hacen los demás, ¡ándate con ojo! Puede que haya una adicción asomando.

Descuido de responsabilidades

Esto es algo que prácticamente viene a consecuencia del punto anterior. Cuando una persona es adicta a las redes sociales, o a cualquier otra cosa, automáticamente puede perder la noción del tiempo y dejar a un lado las tareas que pudiera tener pendientes. Se descuidan responsabilidades obligatorias, cosas como hacer los deberes, sacar la basura, ayudar a poner la mesa…

Al principio puede ser algo ocasional, pero si es cierto que hay adicción, se acabará prolongando bastante y se convertirá en lo habitual. Comienzan a aparecer los problemas porque se quiere echar un vistazo al número de likes o ver ese nuevo MD que ha entrado, sin importar lo demás. Se dejan a un lado esas cosas que deben hacerse.

Trastorno del sueño

Precisamente esa necesidad de empezar a verlo todo y de seguir interactuando una y otra vez, o simplemente echando un vistazo para ver qué novedades hay en las redes sociales, es algo que puede acabar afectando al sueño. En los hijos se nota, sobre todo, porque son capaces de estar hasta altas horas de la madrugada, lo que acaba generando un importante trastorno del sueño.

Problemas para dormir, escasas horas de descanso y un descenso general en la actividad. Todo eso va conectado y, cuando se trata de RR.SS., puede deberse a una importante adicción a éstas. Si ves que es algo que se repite con frecuencia, no dudes en actuar cuanto antes para poder prevenir que sea un problema mayor.

Dependencia

El último punto es el indicador más claro y relevante que hay: la dependencia. Ya no hablamos de usar las redes durante muchas horas, o incluso de descuidar alguna que otra tarea, ya hablamos de la necesidad absoluta de estar prestando atención a cada movimiento que hay en éstas. La necesidad de hacer una foto para compartirla, la de responder a ese mensaje insignificante o la de dar like a la nueva publicación de turno.

Cuando hay adicción es porque hay dependencia, son dos cosas que van siempre de la mano. De hecho, ésta se puede manifestar más todavía si hay un humor cambiante al retener el acceso a las RR.SS. Puedes probarlo para terminar de comprobarlo.

Todo esto sirve para detectar con eficacia una posible adicción a las redes sociales. Como decíamos al principio, pueden ser algo tan divertido como útil; pero su uso en exceso puede derivar en problemas bastante importantes. No olvides tenerlo todo en cuenta y, sobre todo, prestar atención a la rutina diaria de tus hijos. Así podrás ver realmente si hay razones para preocuparse o no. Y recuerda, en el caso de que haya problemas, hay remedios más que eficaces gracias a profesionales.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Comentarios

Deja una respuesta

Moderación manual. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0