Murcia y su eterna primavera

Murcia y su eterna primavera


La ciudad de Murcia es un excelente destino para realizar una escapada en cualquier época del año gracias a su agradable clima primaveral, con temperaturas anuales de 18°C, que invita a recorrer sus soleadas calles y plazas descubriendo en sus edificios y monumentos toda su historia.

Fundado por Abderramán II en el año 825, el lugar ha sido zona de asentamiento de varios pueblos desde el Neolítico lo que prueban sus numerosos yacimientos íberos, romanos y argáricos.

Murcia es la séptima ciudad de España por número de habitantes y dispone de una buena red de comunicaciones que se combina con modernos establecimientos hoteleros y unos servicios orientados al ocio, la cultura y la gastronomía.

Murcia y su eterna primavera

Patrimonio

En el centro urbano de Murcia y, en especial, en la zona comprendida entre los ejes de la Plaza Romea y la Avenida Alfonso X, a un lado, y la Plaza Cardenal Belluga y el río Segura al otro, se concentran los lugares de mayor interés turístico.

Comenzamos nuestra visita en la Plaza del Cardenal Belluga nombrada en honor al obispo y estadista de origen granadino convertido en personaje histórico tras defender con éxito la ciudad ante el avance de las tropas austracistas en la guerra de secesión española. Es en esta plaza donde se alza la Catedral de Murcia, una de las joyas patrimoniales de la ciudad, cuya fachada es un magnífico ejemplo de estilo barroco.

Murcia y su eterna primavera

La torre de la Catedral, segunda más alta de España y abierta al público, destaca por los diferentes estilos que combina en sus tramos y por las excelentes vistas de la ciudad que se pueden contemplar desde su campanario.

Murcia y su eterna primavera

Otro lugar de visita obligada es el Real Casino de Murcia, edificio declarado Monumento Nacional, cuya fachada de estilo ecléctico es solo un avance de los lujosos salones de su interior, donde se combinan las distintas corrientes artísticas que coexistieron en la segunda mitad del siglo XIX. Lugar de encuentro y celebración de actividades culturales para la alta sociedad murciana del siglo XIX donde una mención especial merece el salón de baile, ejemplo de refinamiento artístico de estilo versallesco.

Arte

Varias son los motivos para visitar la ciudad de Murcia, y entre ellos destaca, sin duda, el arte religioso del periodo barroco, que alcanza su máximo esplendor en la figura de Francisco Salzillo – maestro escultor que cuenta con un museo propio en la ciudad donde se guardan algunas de las mejores colecciones de arte sacro de España. Imprescindible.

Murcia y su eterna primavera

La ciudad alberga otros museos entre los que destacan el Museo de Santa Clara, asentado sobre los restos de un antiguo palacio árabe del cual conserva la alberca original y donde se puede conocer la historia del periodo musulmán y medieval.

Para los amantes de la pintura, la ciudad ofrece dos museos de reconocido prestigio. El Museo de Bellas Artes de Murcia (MUBAM) con colecciones desde el renacimiento hasta las vanguardias del siglo XX y el Museo Ramon Gaya que exhibe una colección de este pintor y escritor murciano.

Murcia y su eterna primavera

Los turistas más pequeños también tienen en Murcia museos hechos a su medida. El Museo de la Ciencia y el Agua donde se integra el planetario, el Acuario de Murcia y el Museo de la Ciudad que ofrecen diversión y conocimiento para toda la familia.

Gastronomía

Tras el recorrido artístico llega la hora de reponer fuerzas. La ciudad ofrece en sus calles y plazas un buen número de restaurantes, bares y tabernas donde se preparan los excelentes platos que forman la gastronomía murciana.

Con la excelente materia prima que se produce en su huerta, recientemente designada como Capital Española de la Gastronomía 2020, la cocina murciana destaca por el sabor de sus hortalizas, sus arroces como el de verduras o el de caracoles y sus excelentes carnes, embutidos y postres caseros.

Murcia y su eterna primavera

Las plazas de la ciudad son además el mejor lugar para degustar en una terraza las tapas más tradicionales. Un recorrido por la cocina popular debe incluir la plaza de las Flores, Santa Catalina y la plaza de San Juan, además de sus calles adyacentes. En sus bares y restaurantes podremos degustar las famosas marineras, el pulpo y los michirones, entre otras muchas tapas.

Murcia y su eterna primavera

Naturaleza

El turismo activo también forma parte de la oferta del destino. Murcia es la única ciudad de España que dispone de un parque regional dentro de su propio término municipal a escasos 6 kilómetros del centro urbano. El parque regional “El Valle y Sierra de Carrascoy” es una cadena montañosa cuyo punto de mayor altitud se eleva hasta los 1.065 metros. Un entorno natural que invita a practicar senderismo por alguno de sus caminos señalizados, ciclismo de montaña o escalada en el conocido como “Pico de la Panocha”. Junto a este paraje natural se encuentra el Santuario de la Fuensanta, un enclave privilegiado que ofrece unas excelentes vistas de toda la ciudad de Murcia y del verde rompecabezas que forma la Vega del Segura.

Murcia y su eterna primavera

Lee más en: impulsplus.es/a-murcia-se-vuelve-por-su-entorno/


¿Te gusta? ¡Comparte con tus amigos!

¿Cuál es tu reacción?

Aburrido Aburrido
0
Aburrido
Recomendado Recomendado
1
Recomendado
Importante Importante
1
Importante
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Guay Guay
0
Guay
Interesante Interesante
1
Interesante

0 Comentarios

Moderación manual. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend