Gastronomía

La placentera vida de los nómadas

Roberto Cabezas Moreno 2024-05-29 1015 Vistas

Hay días que no deberían terminar nunca. Lo digo por experiencia, después de haber disfrutado de una jornada de sensaciones únicas organizada por el restaurante NOMADA, un establecimiento de alta cocina italiana ubicado en la Marina El Portet de Denia, una zona privilegiada de la costa norte de Alicante.

El programa de actividades que se abre ante tus ojos es una invitación continua al disfrute y al placer. Dolce vita en estado puro. Embarcamos en un pequeño yate que nos está esperando en el puerto de Denia. Pilotando la embarcación, Gennaro, un experto marinero de origen napolitano con el que navegamos a una prudente distancia de los acantilados que nos permite admirar la belleza de las rocas. Hace un ligero viento de poniente y el mar está rizado en su punto justo. Tras alguna breve incursión con la lancha en las cuevas de la zona, se abre ante nosotros la bahía de Jávea, el lugar donde vamos a fondear para comenzar la experiencia culinaria.

NOMADA, con su Boat Experience, te permite disfrutar de las esencias del Mediterráneo con sus acertados almuerzos gourmet, una propuesta que incluye algunas delicias de la cocina italiana y una primera selección de vinos que bailan en nuestra boca. La compañía es excelente, tanto mis colegas periodistas como la tripulación. La oferta convierte estos momentos en auténticos picnics náuticos, con delicias como la Ensalada Caprese; la Burratina Campana con base de trufa y AOVE; la Ensalada de arroz con huevos revueltos y cola de gamba; el embutido italiano de mortadella DOP o una Tagliata de ternera marinada en naranjas, finas hierbas y salsa Grand Marnier. Todo ello acompañado de panes de masas madre y grissini casero.

Una gaviota curiosa y valiente se acerca a nuestra embarcación. Hoy también será un día grande para ella. Ahora toca retornar a puerto con el viento en la cara y sintiendo el olor suave del salitre y el sol amigable en las mejillas. Tras desembarcar en el muelle, continúa la cascada de sorpresas. Una mesa perfectamente dispuesta nos está esperando para seguir convirtiendo nuestra jornada en una experiencia inolvidable.

NOMADA está ubicado en el escenario perfecto para acompañar el deleite gastronómico, con sus vistas panorámicas al puerto deportivo y al casco antiguo de Denia. El chef Massimo Arienti, al mando de los fogones, propone una carta de recetas de autor inspiradas en la tradición italiana y los sabores mediterráneos locales.

El menú que nos ha preparado es un recorrido por los más reconocibles sabores italianos enriquecidos con los afamados frutos del mar y de las tierras donde se ubica, es decir, la costa alicantina. Comenzamos con una Focaccia italiana que da paso inmediatamente al Ceviche Mediterráneo, envuelto en una sinfonía de sabores refrescantes y una cálida gama de colores, y seguimos con la Gamba roja de Denia, una de las joyas de la gastronomía local que nos conduce hasta la Calamarata, suntuoso y sabroso plato que también se sustenta en los productos locales que llegan directamente desde la lonja.

El chef lombardo Arienti propone con su menú “Essenza” hacer disfrutar al paladar con lo fresco, lo local y lo casero, utilizando técnicas modernas y tradicionales sin olvidar nuestras raíces y con los infinitos matices de su creatividad.

Seguimos con la Pineapple pizza, (no podía faltar, pero en este caso la piña se presenta en un sorbete aparte); el Tartar de lomo alto y caviar; el Arroz con la sutileza de una fina capa de oro y un suave Figatell 2.0 que se convierte en nuestro paladar en un bocado exquisito.

Durante la comida, el jefe de sala, el eficaz y discretísimo Giovanni Mastromarino nos ha explicado de forma detallada el origen y las características de las propuestas gastronómicas, mientras regaba convenientemente la comida con una selección de notables vinos italianos. Un refrescante Rosé ha dado paso a una sucesión de los más variados e interesantes caldos del país transalpino. Vinos de Módena, de Lugana (el muy recomendable I Frati), o el tinto Primitivo de Manduria, todos ellos deslizándose por nuestras bocas en un maridaje acertado y jovial.

Cómo broche de oro a la aventura culinaria, no podían faltar los excelentes postres italianos. En este caso, la Meringata y el Millefoglie de Cioccolato. Exquisitos. Todo ha tenido, en el fondo, la estructura de una ópera, todo ha tenido un toque de Bel Canto y ahora, cuando el sol empieza a ocultarse tras las montañas de Denia, nos queda en los ojos, en los oídos y en el paladar el sabor de una experiencia irrepetible.


Marina El Portet de Dénia, Moll de la Pansa, 11, 03700 Denia

+34 662 941 887, restaurante@nomada.group 

Chárter: +34 699 064 360, charter@nomada.group

nomada.group